ALCALDE DENUNCIADO POR PRESUNTA PREVARICACIÓN



El 25 de junio de 2021, el Partido Vecinal LLIBERTAT LLUCMAJOR ha interpuesto una denuncia en la Oficina Anticorrupción de las Islas Baleares (OAIB) contra el Alcalde de Llucmajor (Éric Jareño Cifuentes, PP) y el Concejal de Movilidad (Raúl Domínguez Marín, ASI) por presunta prevaricación.

Tanto Jareño como Domínguez son plenamente consientes de la necesidad y obligación de abrir más de 70 expedientes sancionadores a un determinado colectivo del municipio, por haber estado cobrando más a los vecinos y turistas de lo que indicaban las ordenanzas municipales. Los informes técnicos, firmados por tanto la Policía Local de Llucmajor, como los técnicos municipales, solicitan el inicio de dichos expedientes, pues se consideraban infracciones muy graves. Los técnicos lo notificaron en 2019, al inicio de la legislatura.

 

EL ALCALDE APARTÓ A LLIBERTAT LLUCMAJOR POR EXIGIR SANCIONAR A LOS INFRACTORES

LLIBERTAT LLUCMAJOR, durante su estancia en el gobierno, solicitó en reiteradas ocasiones el inicio de dichos expedientes, cuya cuantía podía oscilar alrededor de los 6.000 euros cada uno o la supresión de la licencia municipal durante un largo periodo. Sin embargo, el Alcalde pospuso eternamente este asunto.

En junio de 2020, se le recordó desde LLIBERTAT LLUCMAJOR que si no se abrían los expedientes se cometería un delito de prevaricación por omisión. Una semana después, el Alcalde optó por sacar al Partido Vecinal del Gobierno y nunca más tratar el tema.

 

EL CONCEJAL DE MOVILIDAD Y LA REPRESENTANTE DE LOS INFRACTORES SON DEL MISMO PARTIDO POLÍTICO

En octubre de 2020, el Alcalde nombra responsable del área de movilidad a Raúl Domínguez (tránsfuga de VOX que se afilió a ASI y que además es miembro del mismo colectivo de las infracciones detectadas). Éste no ha abierto los expedientes indicados, pese a ser plenamente informado de este tema por los técnicos municipales, al igual que el Alcalde.

Los delitos detectados por el Ayuntamiento y que los técnicos municipales en sus informes solicitan la apertura de expedientes sancionadores podrían prescribir en enero de 2022, lo que sería a efectos legales un caso de prevaricación por omisión de los concejales responsables, si éstos no inician los expedientes sancionadores.

Desde los últimos meses, el Partido Vecinal LLIBERTAT LLUCMAJOR ha solicitado información al respecto de este asunto, así como un seguimiento para asegurar que no hubiese corrupción en este tema. Por parte de Alcaldía únicamente han habido trabas para poder acceder, y según las informaciones de los técnicos, no se ha abierto ningún expediente y parece que no se van a abrir.

La situación de por si es extraña, pues el Alcalde siempre se escuda públicamente en que hace lo que le recomiendan los técnicos, pero en este caso hace lo contrario. La sorpresa llegó cuando el partido ASI en sus redes sociales anuncia la afiliación de parte de los infractores en su formación, con el consiguiente reparto de cargos. Esto implica que el Concejal que debe iniciar los expedientes (Domínguez) es de la misma formación política que la representante del colectivo que realizó las infracciones.

 

PREVARICACIÓN POR OMISIÓN

Es en este punto que saltan todas las alarmas por un posible trato de favor o clientelismo político por parte del partido político ASI con el beneplácito del Alcalde, y se ha optado por recopilar toda la documentación, audios y pantallazos sobre este tema para tramitar la denuncia en la Oficina Anticorrupción.

Desde la OAIB se nos ha notificado que hay indicios claros para abrir una investigación, y por tanto se ha obrado correctamente en su tramitación.

El Alcalde de Llucmajor se encuentra en la misma situación que su predecesor, Lluc Tomás, con el Caso Llucmajor. Fueron los mismos partidos, PP y ASI, y el silencio de uno permitió la corrupción del otro. Nos preocupa enormemente que este hecho se pueda repetir y por tanto desde el Partido Vecinal LLIBERTAT LLUCMAJOR tramitamos la presente denuncia.

En la tramitación de la denuncia estuvieron presentes Alexandro Gaffar (Portavoz), Eloy Crusat (Concejal) y Julián López-Menchero (Asesor jurídico), quienes hicieron entrega de todas las pruebas.
 
Palabras de Alexandro Gaffar, Presidente de LLIBERTAT LLUCMAJOR:
No todo vale para mantenerse en el poder, y eso debe aprenderlo el Alcalde. Si permite la corrupción, en cualquiera de sus formas, acabará inhabilitado tras pasar por los juzgados porque nosotros mismos lo elevaremos a las altas esferas. Llucmajor ya tuvo bastante con el Caso Llucmajor y nosotros no vamos a permitir que esto se vuelva a repetir.